petición de firmas a través de asociaciones de marruecos

13 Oct

La firma debe validarse dos veces, primero validarla en la web y luego validarla otra vez a través de un correo (se tiene que dar a otr botón de validar en la página a la que re-dirige). Gracias

FRANÇAIS
Le 19 septembre 2012, le Ministère de la Justice et des Libertés Marocain a émis une circulaire sous la référence N° 40 S/2, visant à rendre impossible la kafala des enfants marocains par des musulmans non-résidents au Maroc. Ce document a été adressé aux Procureurs Généraux près des Cours d’Appel, et aux Procureurs des Tribunaux de Première Instance.
En tant que Collectif Kafala au Maroc composé de 6 associations qui sont SOS Village d’Enfants, l’Association BéBés du Maroc, la Fondation Rita Zniber, l’Association Dar Atfal Al Wafae, l’Association Osraty et l’association Amis des Enfants (Ai.Bi. Maroc), nous nous posons les questions suivantes:
– Quelles mesures de substitution le Ministère de la Justice et des Libertés a – t- il mises en place pour préserver l’Intérêt Supérieur de l’Enfant tel qu’il est défini par la législation Nationale et Internationale ?
– Que pense-t-il faire pour des dizaines d’enfants qui se sont attachés à des parents kafils qui les bercent depuis des mois ? Leur faire subir un deuxième abandon ?

– Que dire également de ces milliers d’enfants qui attendent désespérément une famille dans des orphelinats dont la capacité d’accueil sera vite dépassée puisqu’on a 24 bébés abandonnés chaque jour soit 6000 enfants abandonnés chaque année?

Sachant que les demandes de Kafala formulées par les familles marocaines sont trop peu nombreuses et que les enfants qui restent dans les orphelinats deviennent à 80% des délinquants, se suicident dans 10% des cas et ne sont socialement insérés qu’à raison de 10%, cette circulaire va aggraver la situation en mettant les centres dans l’incapacité de recevoir plus d’enfants et les réseaux parallèls de trafic en tous genres ne rateront pas cette opportunité de s’étendre.
Nous vous invitons à se joindre à nous pour défendre le droit de nos enfants à être aimés et protégés par des familles en signant et en faisant signer cette pétition.

ARABIC
في 19 يوليوز 2012، أصدرت وزارة العدل والحريات المغربية دورية تحت رقم ص / 2، لتجعل من المستحيل كفالة الأطفال المغاربة من قبل المسلمين الغير المقيمين بالمغرب. تم إرسال هذه الدورية إلى المدعين العامين بمحاكم الاستئناف والمحاكم الابتدائية
إئتلاف الكفالة بالمغرب المتكون من 6 جمعيات:قرى الأطفال بالمغرب، جمعية اطفال المغرب، مؤسسة ريتا زنيبر جمعية دار الاطفال الوفاء، جمعية اسرتي وجمعية أصدقاء الأطفال (إي.بي. المغرب) يطرح الأسئلة التالية
ما هي التدابير البديلة اللتي إتخدتها وزارة العدل والحريات لحماية مصالح الطفل المتخلى عنه-
كما حددتها التشريعات الوطنية والدولية؟
ما مصير عشرات الأطفال الذين تعلق بهم الآباء والأمهات لعدة أشهر؟ هل سيتم تعريضهم إلى التخلي مرة ثانية؟-
ماذا يمكن أن يقال عن آلاف الأطفال الذين ينتظرون بيأس في دور الأيتام الحصول على أسرة كفيلة علما أنه تم تجاوز القدرة الإستيعابية لدور الأيتام التي تستقبل 24 رضيع متخلى عنه كل يوم و 6000 طفل كل سنة ؟
مع العلم أن طلبات الكفالة المقدمة من طرف الأسر المغربية قليلة جدا وأن الأطفال الذين يعيشون في دور الأيتام يصبحون 80٪ مجرمين، 10٪ يقدمون على الإنتحار و يتم إدماجهم اجتماعيا بمعدل 10٪
هذه الدورية ستجعل الوضع يتفاقم خاصة أن دور الأيتام أصبحت غير قادرة على إستقبال المزيد من الأطفال وان شبكات الإتجار في الأطفال لن تفوت هذه الفرصة للزيادة في التوسع
ندعوكم للانضمام إلينا للدفاع عن حق أطفالنا في الحماية من طرف أسركفيلة وذلك بالتوقيع على هذه العريضة والحث على ذلك

CASTELLANOEl 19 de septiembre de 2012, el Ministerio de Justicia y libertades marroquíes ha emitido una circular con referencia N ° 40 S/2, pretendiendo hacer imposible la kafala de niños marroquíes por extranjeros musulmanes no residentes en Marruecos. Este documento fue enviado a los fiscales generales de los tribunales de apelación y los fiscales de los tribunales de primera instancia.
En tanto que colectivo Kafala en Marruecos, compuesto por 6 asociaciones, que son SOS Village d’Enfants, Fondation Rita Zniber, Association Dar Atfal Al Wafae, l’Association Osraty, l’Association BéBés du Maroc, et l’association Amis des Enfants (Ai.Bi. Maroc), nos hacemos las siguientes preguntas:
– ¿Qué medidas de sustitución ha puesto en marcha el Ministerio de justicia y libertades para preservar los intereses superiores del niño tal cual están definidos por la legislación nacional e internacional?
– ¿Que piensa hacer por las decenas de niños que se han encariñado con padres kafils que les acunan desde hace meses? ¿Hacerles sufrir un segundo abandono?

– ¿Que decir también de esos miles de niños que esperan desesperadamente una familia en orfanatos cuya capacidad de acogida se verá excedida rápidamente, porque hay 24 bebés abandonados cada día, es decir 6000 niños abandonados cada año?
Sabiendo que las solicitudes de Kafala hechas por familias marroquíes son muy poco numerosas y que los niños que permanecen en orfanatos se convierten en el 80% de los casos en delincuentes, un 10 % se termina suicidando y solo un 10% se insertan socialmente, esta circular agravará la situación de los centros, haciendo imposible que acojan a más niños y fomentando que la redes paralelas de tráfico de todo tipo no pierdan la oportunidad de aliarse.
Le invitamos a unirse a nosotros para defender los derechos de nuestros hijos a ser amados y protegidos por familias firmando esta petición.

ENGLISH
On the 19th September 2012, the Moroccan Ministry of Justice and Liberties issued a circular under reference n° 40 S / 2, to make Moroccan children Kafala impossible by non-resident Muslims in Morocco. This document was sent to the General attorneys of the Courts of Appeal, and Attorneys of the First Instance tribunals.

As Moroccan Collective Kafala composed of 6 associations that are SOS Village d’enfants Association, Bébés Du Maroc Association, Rita Zniber foundation,Dar Al atfal Al Wafa Association, Osraty Association and the Association of Children’s Friends in Morocco (Ai . Bi), we ask the following questions:

– What alternative measures the Ministry of Justice and liberties has – he put in place to safeguard the Best Interests of Moroccan Childrens as defined by national and international law?

– How does he do for dozens of children who are attached to Kafil parents for months? Subjecting them to a second abandonment?

– What can be said of thousands of children who are desperately waiting for a family in orphanages whose capacity is quickly exceeded since we have 24 abandoned babies every day and 6,000 abandoned children each year?

Knowing that Kafala requests made by Moroccan families are too few and that children who remain in orphanages become in 80% offenders, commit suicide in 10% of cases and are only socially inserted at a rate of 10% This circular will let this situation be worse especially because orphanages are unable to receive more children and also parallel trafficking networks of all kinds will not miss this opportunity to expand.
We invite you to join us to defend the right of our children to be loved and protected by families by signing and asking all your contact to sign this petition.

Anuncios

Nota de prensa de Ministerio de Justicia español

5 Oct

El ministro aborda con su homólogo marroquí el procedimiento de las ‘kafalas’

3 de octubre de 2012.- El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, se ha entrevistado con su homólogo marroquí, Mustafa Ramid, durante la décima Reunión de Alto Nivel (RAN) celebrada hoy en Rabat. Durante el encuentro se ha tratado el caso de 44 familias españolas que están pendientes de que se resuelva el procedimiento conocido como ‘kafala’ que han iniciado para acoger menores marroquíes.

La kafala, según explica la legislación marroquí, es el compromiso de hacerse cargo de la protección, educación y manutención de un niño abandonado, pero sin que confiera derecho a la filiación ni a la sucesión. Recientemente, el Ministerio de Justicia marroquí ha instado a la Fiscalía a realizar una supervisión más exhaustiva sobre los requisitos exigidos para este régimen de acogida, entre los que se encuentran la educación en la religión musulmana y la residencia habitual de los tutores en Marruecos para garantizar el bienestar de los menores.

Tras la reunión, el ministro de Justicia marroquí se ha comprometido a no paralizar este sistema de acogimiento para los españoles, siempre y cuando cumplan con los requisitos fijados. En este caso, las 44 familias que han comenzado la tramitación y están pendientes de la resolución cumplen ya con la condición exigida de habitar en Marruecos. Asimismo, el homólogo de Ruiz Gallardón ha explicado que serán los jueces de menores quienes resuelvan sobre la idoneidad de la acogida para los niños abandonados.

contamíname

3 Oct

Hoy hace 3 años que llegamos a casa.


_________________________________________

¡al furgón!

28 Sep

cuento infantil sobre racismo

Hoy hemos ido a la biblio… he cogido un libro porque he mirado las dos primeras páginas, es un cuento para niños, peques, y he pensado que podía estar bien para hablar de racismo, y bueno… porque hemos visto más de una vez a la poli parar a negros y magrebíes en la calle para pedirles los papeles con el furgón al lado, hasta una vez vimos como detenían a un chico y se lo llevaban enmanillado después de tirarlo al suelo justo delante del parque donde jugábamos.

Pongo el resumen aquí:

Un niño observa cómo la policía pide la documentación a todos los extranjeros que se encuentra y los detiene… ¿Por qué se los llevan? ¿Habrán hecho algo malo? Al final terminan deteniendo al mismo Sol por no tener la documentación en regla. Esta historia es a la vez un divertido cuento y una obra crítica con las leyes de extranjería, por lo que resulta un álbum adecuado para distintas franjas de edad. También puede resultar útil para trabajar temas como la tolerancia o la integración cultural. Todo ello sin perder en ningún momento el buen humor. La ilustración es sencilla y de gran colorido.

la circular

26 Sep

Royaume du Maroc

Ministère de la Justice et des Libertés

Le Ministre

Circulaire N° 40 S/2

Du Ministre de la Justice et des Libertés

A Messieurs

Les Procureurs Généraux près des Cours d’Appel et Procureurs des TPI

Objet : les enfants abandonnés

Vous n’êtes pas sans savoir la grande importance que le législateur a réservée aux enfants abandonnés par le biais de la loi n° 15-01, promulguée par le Dahir portant loi n° 1-02 – 172 du premier Rabie I 1423 (13 juin 2002,) relative aux enfants abandonnés. Cette loi a mis en place une véritable protection juridique de l’enfant abandonné à travers un système de protection subsidiaire, visant à répondre aux besoins affectifs, sociaux et matériels de l’enfant abandonné.

Vue l’influence directe du régime de la kafala sur le devenir de l’enfant abandonné, le législateur a entouré celle-ci de plusieurs garanties qui visent essentiellement à choisir les personnes les plus à même de prendre en Kafala les enfants abandonnés. Ainsi, a-t-il mis en place des mécanismes pour contrôler et suivre l’exécution de la kafala afin de protéger l’intérêt supérieur de l’enfant abandonné.

Cependant, le suivi de la pratique judiciaire indique que ces dispositions ne sont pas exécutées efficacement et correctement, de façon à remplir l’objectif du législateur qui est de trouver le cadre approprié pour la protection de l’enfant abandonné, afin que son éducation se fasse dans un climat le préparant à assurer son avenir, afin qu’il joue son rôle au sein de la société.

Force est de constater que l’article 9 de la loi 15-01 citée précédemment, exige plusieurs conditions qui doivent être remplies par les postulants à la Kafala et qu’il ne suffit pas pour apporter la preuve de leur existence, de seulement présenter des documents qui y seraient relatifs. Il faut également s’assurer de leur véracité et de la conformité des conditions requises pour l’exécution de la kafala. Cela doit se faire à travers une enquête, diligentée par le juge des mineurs, à travers la Commission prévue à l’article 16 de la même loi, et dont les membres et le Président sont définis par le décret n° 2-03-600 du Rabie II 1425 (7 juin 2004).

Dans ce cadre, il est constaté que la vérification des conditions exigées par l’article 9 pour les Kafils, notamment en ce qui concerne leur aptitude morale, sociale et leur capacité à élever un enfant abandonné selon les préceptes de l’Islam, ne pose pas de problème particulier à la Commission désignée selon l’article 16, lorsqu’il s’agit de personnes résidant habituellement au Maroc. Il en est autrement lorsque les postulants à la Kafala sont de nationalité étrangère et ne résident pas au Maroc. En pareil cas, il devient difficile de vérifier – dans le cadre des dispositions précitées – les informations et les données sur ces derniers, alors même qu’elles constituent le fondement de la décision du Juge des Mineurs d’accorder ou de refuser la Kafala.

Par ailleurs, si les dispositions de l’article 24 de la loi n° 15-01 permettent aux kafils de quitter le territoire national avec l’enfant abandonné pour résider définitivement à l’Etranger, ceci n’est pas sans poser un certain nombre de difficultés, notamment en ce qui concerne le suivi de la situation de l’enfant, objet de la Kafala, en dehors du territoire national. Car comment contrôler l’étendue du respect qu’apporte le Kafil à ses obligations légales qui, non remplies, peuvent donner lieu à l’annulation de la Kafala. La mise en œuvre de l’annulation sera alors rendue difficile.

Attendu que la volonté du législateur à travers les dispositions sur la Kafala vise essentiellement à protéger l’intérêt supérieur de l’enfant marocain, la préservation de cet intérêt dans le cadre de ce qui vient d’être souligné, nécessite conformément à l’esprit et à la philosophie du régime de la Kafala des enfants abandonnés, que la Kafala ne soit accordée qu’aux demandeurs qui résident d’une manière habituelle sur le territoire national et ce pour les considérations suivantes :

– La possibilité de s’assurer plus facilement et d’une manière efficace de l’existence des conditions requises se rapportant aux demandeurs de la Kafala et ce conformément aux stipulations de l’article 9 de la loi n° 15-01, notamment en ce qui concerne les conditions morales et sociales, ainsi que l’aptitude du demandeur de la Kafala à élever l’enfant abandonné selon les préceptes de l’Islam ;

– La possibilité du juge des mineurs de suivre et de contrôler la situation de l’enfant objet de la Kafala et de surveiller le respect des obligations du Kafil, permettant de consacrer la volonté du législateur de protéger l’intérêt supérieur de l’enfant, étant entendu que ceci demeure difficile lorsque la Kafala est accordée à des personnes résidant à l’extérieur du Maroc.

– La possibilité de prononcer une décision d’annulation de la Kafala en cas de violation ou de non respect des obligations du Kafil envers l’enfant, objet de la Kafala ou en cas de renoncement à celle-ci ou si l’intérêt supérieur de l’enfant l’exige. La décision d’annulation pourra facilement être exécutée.

– La désignation du Kafil en tant que tuteur de l’enfant met le premier sous le contrôle permanent du Juge des Mineurs, tel que stipulé par le Code de la Famille, ce qui devient impossible lorsque le Kafil réside en dehors du territoire national d’une manière permanente.

– La possibilité d’appliquer les dispositions de l’article 30 de la loi 15-01 qui permettent une protection pénale de l’enfant objet de la kafala vis-à-vis du Kafil lorsque ce dernier commet une infraction pénale conformément au Code Pénal marocain.

Afin d’assurer une bonne application des dispositions de la loi précitée et considérant la priorité accordée à l’intérêt supérieur de l’enfant abandonné nous vous demandons :

– De vérifier à travers une enquête que le demandeur de la Kafala étranger réside habituellement sur le territoire national.

– De présenter des requêtes aux juges des mineurs à la lumière des résultats de l’enquête afin de refuser la Kafala aux étrangers qui ne résident pas habituellement au Maroc.

Vu l’importance de ces éclaircissements, nous vous demandons de leur accorder l’attention et l’intérêt qu’il faut.

Le Ministre de la Justice et des Libertés

El Mostapha Ramid

futuros espías: doble personalidad jurídica

19 Sep

Un niño que llega en kafala a España, o a cualquier otro país, sale de Marruecos con un pasaporte marroquí en el que consta un nombre y un apellido (algunas veces el real de al madre pero muchas otras un apellido impuesto por el tribunal), un padre y una madre (reales o impuestos también por el tribunal), una fecha y un lugar de nacimiento… y nacionalidad marroquí.


Si luego ese niño es adoptado, adquiere los apellidos de su nueva familia y la nacionalidad española.


No pierde su nacionalidad de origen ya que Marruecos no reconoce la doble nacionalidad y aunque lo hiciera en Marruecos no existe la adopción. Eso es la doble personalidad jurídica.


Un mismo niño puede tener un nombre y un apellido, un padre y una madre, haber nacido en un lugar y tener un nacionalidad, y, a al vez, tener otro nombre (si los padres adoptivos se lo cambian), otros apellidos, haber nacido en otro sitio (si los padres adoptivos deciden modificarlo), incluso otra fecha de nacimiento si la que pone en el pasaporte no es la real y se puede demostrar y modificar, y otra nacionalidad.

_________________________________________

mi primera kafala

14 Sep

Este artículo lo escribí para la revista Niños de Hoy en un número de hace un año en el que trataron sobre la kafala en Marruecos.

Al Fatiha es la oración de apertura del Corán, dice algo así como guíame por el camino recto… me parece simbólico. En ir de la crèche al juzgado tardaba lo que en recitar mentalmente una vez esta oración, a veces en un día la recitaba 10 veces, ida y vuelta del juzgado.


Cuando empecé con el proceso de adopción tenía preferencia por adoptar en un país africano porque había estado allí trabajando y me sentía vinculada especialmente a este continente. Tuve que ir descartando países por no cumplir los requisitos que exigían y finalmente que quedaron dos, Etiopia y Marruecos. Para decidirme decidí visitar las distintas ECAI, incluso plantearme países en otros continentes si es que me parecían mejor opción. De todos los países en los que podía adoptar el único que conocía y había visitado era Marruecos.


Asistí a una reunión en la asociación IMA donde dos madres que ya habían hecho una kafala nos explicaron el proceso y fue después de esta explicación que me decidí por Marruecos. Como supongo que le pasará a mucha gente me daba miedo tener que tramitar el proceso yo sola, pero por otra parte me encantó como hablaron de su proceso de adopción, de los niños y las crèches (los centros donde se encuentran los menores de 6 años), y me gustaba poder controlar el proceso tan de cerca.


Cuando por fin tuve el Ci las informaciones sobre los procesos en Marruecos eran bastante desalentadoras, no asignaban niños en las ciudades donde se había dirigido la mayoría de familias, había familias estancadas en medio del proceso sin saber cómo terminaría… así que esperé.


Esperé y desesperé un poco, hasta que decidí intentar contactar con nuevas ciudades para ver las posibilidades. Así fue como por casualidad encontré a mi hijo.


Mi madre y yo llegamos a Marruecos después de un primer contacto telefónico y no conocíamos nada de la ciudad en la que estábamos, eran solo las 7 de la tarde y salimos a comprar agua y dar un paseo. A los dos pasos nos encontramos frente a la puerta de la crèche y pensé que mi niño seguramente estaba ya allí dentro. En ese momento hablamos que el proceso podía durar un poco ya que no conocíamos ningún antecedente de kafala en ese juzgado pero que una vez empezado, ese sería el niño y no lo podría dejar.


Por la mañana, ya dentro con la asistente social y después de hablar un rato me dijeron que había solo un niño que podía ser kafalado, y me preguntaron si quería verlo. Casi antes de poder decir que si me lo pusieron en brazos. Era un bebe muy pequeño, mucho más de lo que me había imaginado que sería y temblaba. No me atrevía a mirarlo. Entonces mi madre le dijo: ¡Qué ojos tan bonitos que tienes! Y entonces levantó la cabeza y me miró… y si… tenía unos ojos preciosos, enormes y negros.


El camino no fue nada recto.


Desde esa mañana de la asignación hasta que me dieron su kafala y pudimos empezar a tramitar el pasaporte y el visado para llegar a casa pasaron 18 meses.


No podría explicar la causa exacta de que el proceso se alargara tanto, fueron muchas cosas. Por una parte los extranjeros que habían realizado una kafala en ese juzgado no hacían los seguimientos requeridos por el juez, por otra parte el hecho de ser monoparental tampoco ayudó mucho ya que era el primer caso que se daba en el juzgado y siempre me sorprendía algún puente o vacaciones… tampoco ayudó que los papeles del niño se perdieran en el juzgado y aparecieran meses después en la carpeta de otro niño. Fue duro, fue difícil, muchos viajes a Marruecos, mucha desesperación, pero aprendí muchas cosas.


No esperaba cuando empecé que el proceso fuera a ser así, que debería hacer yo todos los papeles, incluso redactarme mis propias demandas y recursos (con la inestimable ayuda del escribano público), ni tenía ni idea que llegaría a moverme por un juzgado marroquí con la seguridad que llegué a hacerlo (yo, que me perdía en mi propia ciudad), no tenía ni idea de las preguntas que llegarían a hacerme, ni sabía las muchas cosas que viviría en la crèche, , ni las personas que llegaría a conocer, ni cómo podía cambiarte un proceso así y afectar a un niño tan pequeño. Cuando empecé, no tenía ni idea de nada.


Mi hijo a veces me recibía con besos y una sonrisa, otras veces enfadado, otras me pegaba y luego me abrazaba y se ponía a llorar. Cuando me iba me buscaba detrás de todas las puertas de la crèche y se quedaba sentado en una esquina sin querer hablar con nadie. Un día que llegué me dijo su primera palabra, se acercó al verme en la puerta, me señaló y dijo: ¿titi? (¿te sientas?).


Cuando empezó agosto y el juez se fue de vacaciones perdí la esperanza de llegar a obtener la kafala, me volví a casa y me despedí de todo el mundo.


Pero volví al cabo de un mes otra vez e hice el interrogatorio con la policía (dos días seguidos…) porque las entrevistas que había hecho antes con las otras autoridades no habían sido suficientes y el juez dijo que firmaría. Y un lunes por la mañana cogió la hoja verde de un montón, la firmó y salió del despacho para dársela a su secretario. Cuando entré en la crèche con la copia de la sentencia en la mano se la leyeron todas las cuidadoras y empezaron a gritar yu-yu. Esa noche lo celebramos comiendo harira y dulces con ellas mientras todos los niños dormían.


El día siguiente salimos de la crèche y mi hijo durmió una siesta de 4 horas en la cama del hotel. A partir de aquí la logística fue un poco más complicada, era Ramadán y todos los restaurantes estaban cerrados hasta la puesta del sol, coordinar las mega-siestas con los horarios del juzgado para conseguir los documentos para el pasaporte era complicado y yo estaba agotada del proceso, así que el trámite lo terminó un abogado.


Finalmente un viernes de mi segundo Ramadán en Marruecos, a las 4,30h de la tarde, conseguí el pasaporte de mi hijo. Estábamos sentados en un banco delante de la ventanilla del funcionario esperando a ver si ese día nos podía hacer el pasaporte y entonces le llamaron, me miró y me dijo: El Gobernador quiere verte. Subimos y subimos escaleras hasta llegar a su despacho. Solo quería saber cómo eras, me tengo que asegurar que no lo quieras para algo malo – cogió al niño en brazos y lo levantó en el aire – a la chance!. Y firmó el pasaporte.


Y salimos del edificio con un sol enorme de setiembre que empezaba a bajar del cielo y fue como un final de película en tecnicolor.


Bueno, evidentemente no fue el final de los trámites, también tuvimos problemas con el visado de entrada en España, por algún problema denegaron la primera petición de visado y lo que debería haber tardado 4 días tardó 21… pero llegamos a casa en octubre.


Hemos hecho los seguimientos en el Consulado que ha pedido el juez desde Marruecos. De forma más informal envío fotos a la crèche y mantengo correspondencia con la asistente social. No me gustaría que ninguna familia más, ni ningún niño, tuviera problemas porque yo no hago los seguimientos… tampoco me gustaría que pensaran que me lo llevé para hacerle algo malo.

_________________________________________

Tambien puede interesarte:

niños de hoy