Archivo | marruecos en españa RSS feed for this section

aïd en Barcelona

10 Nov

Mi recuerdo del Aïd del año pasado, en Barcelona, es el de las carnicerías del barrio (musulmanas que son casi todas dónde vivo) llenas de gente, sobretodo hombres, comprando el cordero, de camionetas en la puerta de dónde se sacaban los corderos porque en el frigorífico de la tienda no cabían, los letreros con los precios del cordero en árabe, las conversaciones con las madres en la escuela, las felicitaciones, un ambiente de alegría y recuerdo a los hombres y niños vestidos de blanco yendo al gimnasio municipal a rezar.

Este año no he visto tanta gente, ni tanta alegría, no he visto los letreros en las carnicerías con el precio del cordero, quizás porque el AÏd fue en domingo y la gente se quedó más en casa, quizás por la situación económica.


Nosotros si celebramos el Aïd con otras familias, familias con hijos kafalados y también familias mixtas marroquíes-españoles. Compramos un cordero que mataron en el matadero según el rito musulmán. Luego los hombres se encargaron de preparar la comida (gracias): cous-cous de cordero, pinchos de hígado, pinchos de carne adobada, costillas a la brasa…

Nosotras charlamos, los niños jugaron a pesar de la lluvia y el mal tiempo… y comimos. Sobretodo comimos.
_________________________________________

 

 
 
También puede interesarte:
menu para el almuerzo de aid el kebir
Anuncios

mohamed

6 Oct

Mohamed (en cualquiera de sus variantes) es uno de los nombres más puestos a los recién nacidos en España. También lo es en muchos otros paises europeos, como se puede leer en este artículo que cuenta que fue el nombre más puesto en Inglaterra en 2010, o este otro sobre las estadísticas en España en el año 2005, ahora Mohamed ocupa el lugar número 30. Tampoco es de extrañar… Mohamed es el nombre más común en el mundo.

Mohamed es Mahoma para nosotros (los hispano hablantes) . Es un nombre de origen árabe que significa el que merece ser alabado.


Tiene diferentes variantes Mohamed, Mohammed, Muhammad, etc… y diminutivos Ahmed o Ahmad, Mahmoud, Houmad, Hamid, Hamdane… 

Desde luego un motivo para cambiarlo no es que sea difícil de recordar o poco habitual…

______________________________________

biblioteca de sant pau – santa creu

2 Mar

Hace un tiempo ya se volvió a abrir, después de un tiempo en obras por reforma, la Biblioteca Municipal de Sant Pau – Santa Creu. Esta biblioteca está situada en al barrio del Raval de Barcelona, cerca de la escuela Massana, en una ala del edificio que había sido el Hospital de la Santa Creu.

El espacio que ocupa la biblioteca, una sala para adultos y una infantil y juvenil, está debajo de las bóvedas de crucería que cubren la planta baja del edificio.

La biblioteca tiene una sección dedicada al mundo árabe con un fondo formado por libros sobre diferentes temas referentes a la cultura de los países donde se habla mayoritariamente la lengua árabe (la mayoría miembros de la Liga Árabe) además de literatura con una selección de autores árabes.

También tiene una pequeña sección destinada a la cultura amazigh.

______________________________________

moro de mierda

19 Nov

Hace algunas semanas, el periódico de Catalunya publicó este artículo  de la escritora catalana Najat El Hachmi, que generó una fuerte polémica. No hace falta más que leer los 125 comentarios que hay a continuación del artículo para percatarse de ello.

El artículo no merece mucho más comentario. Todos los que tenemos hijos con su procedencia escrita en la cara hemos vivido o vamos a vivir momentos como el que narra. No quizás mientras los niños sean pequeños y nuestra presencia a su lado les blanquee (en el caso de los niños adoptados), pero llegará el día en el que irán solos, irán en metro y el asiento de al lado quedará vacío, verán a alguna señora agarrar más fuerte la cartera cuando pasan, les negarán la entrada en las discotecas, les rechazarán en un puesto de trabajo a pesar de su currículo impecable, deberán aprender a cruzar la acera cuando vean un grupo de chicos con la cabeza rapada, y deberán decidir en qué momentos ignorar y en qué momentos contestar a los comentarios racistas. O denunciarlos.

En cambio, me parecen muy interesantes los comentarios de los lectores. Me parece una radiografía muy transparente de la sociedad en la que vivimos.

De entrada, es evidente que no se entendió el título. ¿A qué país de mierda se refiere? No, como piensan muchos lectores ofendidos, a Cataluña o España, sino a este al que pertenecen todos los que alguna vez se han oído llamar “… de mierda”. Pobladísimos porque son, somos, muchos. Y este es otro argumento que utilizan: “No te quejes, a mí también me han llamado catalán de mierda, extremeño de mierda”… o sea, como a todos nos han insultado alguna vez, ¿nadie tiene derecho a quejarse? Luego están los que lo consideran “cosas de niños”. Algo incomprensible, porque en ningún punto del artículo se dice que sea un niño el emisor del insulto. Por supuesto, no pueden faltar las alusiones al integrismo islámico, al país de origen de la autora, al trato que se da a las mujeres en los países musulmanes… un totum revolutum que denota ignorancia sobre Marruecos, el Islam y la vida y obra de Najat el Hachmi.

El comentario más valorado la interpela diciendo: “no sea desagradecida: este país “de mierda” le ha permitido a usted ser una mujer libre y de éxito, algo que en su “hermoso” país dudo que consiguiera”. Y esto también me llama la atención. ¿Por qué esta obsesión con el agradecimiento? Como si los inmigrantes no trabajaran más duro que nadie, cobrando menos, pagando impuestos igual que nosotros… Como si Najat El Hachmi, una de las escritoras catalanas contemporáneas más interesantes, no hubiera contribuído a la cultura y la economía catalanas probablemente bastante más que muchos de los lectores de su artículo, por muchos apellidos catalanes que tengan.


Najat El Hachmi llegó a Cataluña con 7 años. Ha crecido, estudiado, trabajado, contribuído, amado, parido, en Cataluña. Se considera catalana, como dejó claro en su primer libro, “Jo també sóc catalana”. Su hijo ha nacido en Vic y crece en Granollers, dos ciudades de la Cataluña interior. ¿Hasta qué generación tienen que sentirse agradecidos? ¿Hasta qué generación les consideraremos “de fuera”?

______________________________________

aid el-kebir

19 Nov

Esta semana ha sido la fiesta de Aid el-Kebir, la que se conoce por la Pascua Grande o la fiesta del sacrificio o del cordero ya que se sacrifica un cordero en honor a Ibrahim (Abraham). Esta fiesta marca también el ecuador del mes de Dhul al Hidjá, el mes de la peregrinación a la Meca.

A medida que se acerca el día las familias, todas juntas (padres, hijos, abuelos…) se desplazan al mercado de animales para encontrar el mejor cordero, ni muy joven ni muy viejo, bien engordado y con buen aspecto.

Una vez pactado el precio que, como casi siempre en Marruecos, requiere su ceremonia de regateo, se llevan el animal a casa y espera el día del sacrificio al cuidado de los niños que le llevan atado de una cuerda por la calle.

En los pueblos y ciudades se oyen durante estas fechas los balidos de los animales y el olor de cordero. En realidad se podría sacrificar cualquier otro animal, macho, en la celebración de esta fiesta, está permitido, sin embargo el preferido es el cordero, ya que igual que en el cristianismo el cordero simboliza la mansedumbre, la paz y la inocencia, es la carne que nos libera de los pecados. Durante esta época el precio del cordero se dispara, igual que pueda pasar con algunos productos en España por Navidad, y algunas de las familias tienen que endeudarse para poder comprarlo. El poder comprar un ejemplar entero, de calidad, denota el estatus social de la familia.

La tradición prohíbe que se afilen los cuchillos delante del animal antes del sacrificio, es por eso que el día antes se puede ver a los hombres afilándolos en la calle, tampoco dirigirle malas palabras y por supuesto evitar al máximo su sufrimiento mediante un corte limpio en el cuello, siguiendo el ritual islámico para el sacrificio.

El animal en las ciudades suele sacrificarse en el terrado del edificio con toda la familia junta y, una vez sacrificado, se despelleja dejando secar la piel en el tendedero, se desangra bien, se quitan las vísceras y se prepara para realizar un asado (menchui) o keftas a la brasa.

Este primer día se comen brochetas hechas con trozos de corazón, pulmón… envueltas en tiras de grasa del cordero y las vísceras en una especie de guiso, , las cabezas y las patas se asan en una hoguera en la calle para la cena. Al día siguiente se compartirá con toda la familia y amigos el asado y las keftas que se han preparado, junto al té a la menta que no puede faltar nunca, fanta y coca-cola. Como en Ramadán los días son un ir y venir de visitas de familia, amigos y vecinos.

En Marruecos, país donde abundan los puentes festivos, esta fiesta se prolonga aunque las fiestas oficiales hayan concluido. En España también se celebra esta fiesta, aunque solo es festivo en Melilla (almenos este 2010).

  

 

En los barrios donde hay una presencia musulmana significativa (ya sea de origen marroquí, argelino, paquistani…) esta mañana se pueden ver las mujeres vestidas con la ropa de fiesta, shilabas nuevas de conjunto con el hiyab, los niños con traje de fiesta, los hombres con la camisa blanca larga y el casquete… y sobretodo, las carnicerías llenas y las camionetas frigorífico esperando en la puerta para sacar más corderos a medida que se acaban. Es imposible comprar el cordero hoy si no lo tienes encargado.

Desde hace unos años, por cuestiones sanitarias, no está permitido hacer el sacrificio del animal uno mismo, fuera del matadero.

http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/20101116/sacrificio-nostalgia/589826.shtml

______________________________________

Najat el Hachmi

20 Sep

(Una traducción de la página web del canal 33)

 

Najat el Hachmi es una escritora catalana, licenciada en filología árabe, hija de padres marroquíes que llegó a Cataluña con 8 años, 20 años después (en 2008) ganó el premio Ramón Llull de literatura catalana con su novela “L’últim patriarca” (El último patriarca).

 

Es una mujer combativa que habla y escribe sin embudos sobre distintas cuestiones como la convivencia de las diferentes culturas que forman la sociedad catalana actual. Najat no reniega de sus orígenes y de sus raíces, pero defiende el derecho a pertenecer al lugar  que cada uno escoge para vivir. No le gustan las etiquetas, ni la ligereza con la que se habla de “colectivo marroquí”, “colectivo paquistaní”, etc… La escritora dice que los grupos humanos son heterogéneos y que las etiquetas no favorecen la cohesión social. Nos dice también que las palabras como “multiculturalidad”, "tolerancia" o “integración” se utilizan mal y se han desgastado hasta el punto de que ya no quieren decir nada. Ella prefiere hablar de “interculturalidad”, de relación fluida entre dos culturas. Defiende con vehemencia que no se pueden parcelar las realidades de los diferentes grupos sociales que forman la Cataluña actual, cosa que solo favorece que vivamos de espaldas los unos a los otros. Con la visión de quien tiene raíces de dos culturas distintas, Najat nos dice con claridad que debemos cambiar el discurso y no hablar de “nosotros” y de “ellos” cuando nos referimos a la inmigración, porque ya hay mucha gente joven como ella que se siente parte de la sociedad catalana. La escritora, que trabaja de mediadora cultural, nos aporta un contrapunto reflexivo a la polémica sobre la prohibición del burka, y también expresa su preocupación sobre otras cuestiones que afectan las mujeres de origen inmigrante, como la exclusión social o el absentismo escolar.

A punto de terminar su nueva novela, Najat nos explica también sus recuerdos personales de su infancia en Vic y de cómo se sumergió en la cultura catalana a través de la lectura, de los mundos que le descubrían los libros de Mercè Rodoreda o Pere Calders.

 

Programa "Singulars" especial "D’aquid’allà”. Hoy, a las 22:35, en el canal 33

_________________________________________

comparte este artículo en FaceBook

un mes dedicado a Marruecos

19 Sep

Este mes de setiembre el canal 33 de la televisión de Cataluña lo ha dedicado a Marruecos. Empezó  con una noche temática el 2 de setiembre con un nuevo programa documental "d’aquíd’allà" del que se van a emitir 6 capítulos, cada mes dedicado a un país distinto, pensado para explicar el fenómeno de la inmigración en Cataluña.

Durante un mes, este canal, dedicará parte de su programación al país protagonista con películas, documentales, entrevistas, etc…

 

http://www.tv3.cat/daquidalla/comunitats/marroc 

 

En primer programa "d’aquíd’allà" tubo 4 protagonistas:

Karim que llegó a Cataluña hace 10 años y vive actualmente en Terrassa en un barrio con mucha presencia de marroquíes. Es musulmán practicante y se esfuerza porque sus hijos tengan muy presente cuales son sus orígenes.

Kadija que tiene 57 años y llegó en 2000. Trabaja como mediadora intercultural en el Hospital de Sant Joan de Déu  y está aprendiendo catalán.

Said que llegó a los 7 años y ahora tiene 35. Es psicólogo y la escrito un libro titulado “Límites y Fronteras”, vive en Barcelona, está casado con una catalana y tiene un hijo de 3 años.

Karima que llegó a Vic con 2 años, ahora tiene 27. Trabaja en el Hospital General de Vic y estudia auxiliar de enfermería. Es musulmana practicante y lleva el pañuelo siempre que sale de casa, excepto cuando va a trabajar.

_________________________________________

comparte este artículo en FaceBook