Archivo | en la escuela RSS feed for this section

el patito feo y la autoestima

22 Ene

Hace mucho que no escribo, no tengo muchas ganas ya que bueno… estoy sufriendo (por si a caso) un duelo que ya no creo ni siquiera anticipado…

 
A veces pasa algo y pienso en escribir pero me parece un poco inútil en estos momentos escribir nada.
 
Hoy si… voy a hacerlo, sobre un libro, y aunque por el título puede parecerlo no es el de Cyrulnik .
 
En al escuela de mi hijo el primer trimestre han tratado la autoestima, y para hacerlo los niños y niñas de P4 han leído el cuento de Andersen “El patito feo”. El tema de todo el curso para la escuela es “la felicidad” y cada curso hace un trabajo en los distintos trimestre en base a este tema, a parte de las asignaturas normales.
 
Me parece muy bien que se traten las emociones y los sentimientos en la escuela, debería ser así en todas ya que sin controlar (y cuando me refiero a control no me refiero a inhibir) las emociones es fundamental para aprender, para relacionarse, y en definitiva, lo es para ser feliz (e infeliz).
 
Pero… siempre hay un pero… el cuento del “patito feo” me da miedo. Me da miedo porque no sé si el mensaje que transmite es el que yo quiero transmitir a mi hijo.
 
Hablé un día con al directora, así de forma informal, y me dijo algo así “el patito es tratado mal por su aspecto pero al final del cuento se convierte en cisne”. Si, justamente es eso lo que no me gusta… porque ¿y si nunca te conviertes en cisne?
 
guyi-guyi
 
Hace poco mirando una bibliografía de cuentos infantiles encontré uno, “Guyi Guyi”. Es un cuento que podrí parecer el patito feo pero tiene una gran diferencia, la familia del Guyi Guyi si lo acepta tal y como es, no necesita convertirse en un cisne, encuentra su lugar y es aceptado y querido siendo quien es.
 
Creo que se lo voy a recomendar a la maestra, para que lo tengan en cuenta.
Anuncios

un poco menos marrón

15 Dic

Mi hijo va a una escuela pública, ha empezado P3 este año. En la clase de mi hijo son 25 niños originarios de casi 25 países distintos, Bangladesh, Pakistán, India, Nepal, Marruecos, Argelia, Honduras, Perú, Uruguai, Venezuela, México, República Dominicana, Francia, Italia, China, Filipinas,  hasta hay algunos con padres españoles, mi hijo, nacido en Marruecos y otra niña que es gitana. Mi hijo es el único catalanoparlante de su clase, en una escuela en la que la lengua vehicular es el catalán, un 50% no habla en su casa ni catalán ni castellano.

Cuando estaba buscando escuela una compañera me dijo que en una escuela con ese porcentaje de niños inmigrantes era imposible que los profesores pudieran seguir la materia y que tuviera un buen nivel. No se si lo tiene, a mi me gusta mucho lo que hacen y mi hijo, a diferencia del año pasado (también era el único catalanoparlante de la clase), va súper contento cada día.

Cuando hice el comentario en una reunión en el ICIF la respuesta fue: Si que están mal las cosas. No me lo había plateado así, yo le he visto siempre cosas positivas… pero quizás yo tengo un problema.

Cuando iba a las puertas abiertas de las escuelas explicaban que allí no se daba inglés hasta primero porque ya había mucha diversidad lingüística, y una madre me dijo que ella quería una escuela en la que hicieran inglés desde P3. En la clase de mi hijo el 40% tiene como lengua materna o como una de las lenguas que se habla en casa el inglés…

Las primeras semanas de curso estuvieron conociéndose entre ellos, aprendiendo los nombres, mirándose las caras, el color de los ojos… Imagino, porque mi hijo estuvo dos semanas hablando de E. sin parar, que lo hicieron en parejas y a mi hijo le tocó E.

Un día me preguntó:

-¿Porque yo soy marrón y E. es… es… es menos marrón?

Estas preguntas están siempre bien porque puedes hablar de muchas cosas, de genética, de orígenes, de colores de piel y personas… En el caso de E. es fácil: se parece a su madre (la que lo deja por la mañana en el cole), su padre (elq eu lo va a buscar por la tarde) es más marrón, como su hermana. Me resultó curioso que si los niños a esa edad no ven los colores a mi hijo lo único que le interesara saber es porque su amigo E. es menos marrón que él.

A mi me parece que si en P3 hacen esta actividad de mirar a los demás y compararse, ver el color de su pelo y de sus ojos… para mi está claro que los niños en P3 ven los colores, o ¿quizás lo hacen para que aprendan a verlos? Me hizo recordar un artículo que leí una vez (va, no os voy a engañar ¡debió ser un documental!) que explicaba que los caucásicos (supongo yo que los que viven rodeados de caucásicos porque sino no le veo la lógica) recuerdan las caras fijándose únicamente en la partes superior (ojos, pelo) y en cambio el resto de mundo se fija en toda la cara (la forma, la boca, la nariz, las orejas, los ojos y el pelo).

Ese fin de semana coincidió que estuvimos en un taller, nada que ver con al escuela, en el que teníamos que hacer un muñeco que representaba que era un gigante (en miniatura) y teníamos que pintar una bola de porex que era la cara. En todas las mesas había pintura roja, amarilla, azul y habían puesto en un bote pintura roja mezclada con blanca que, para quien nunca haya hecho la mezcla, da rosa. Todos los niños de nuestra mesa, todos, mayores de 5 años pintaron la bola de color rosa, los más pequeños, todos, la pintaron roja pese a las quejas de algún padre/madre/abuela.

Una monitora se acercó a mi hijo y le preguntó:

¿Estás haciendo un demonio?

– No, estoy haciendo un gigante.

Para quien no haya hecho mezclas, el rojo con el negro da marrón… igual de complicado que mezclar blanco con rojo.

_________________________________________

Tambien puede interesarte:

la guardería

4 Oct

Mi hijo en Marruecos empezó a ir a la guardería. Tenía unos 18 meses y fue solo un par de meses como mucho ya que empezaron las vacaciones de verano.

 

Los niños un poco más mayores, más pequeños de 6 años, salían un poco antes mientras los pequeños se iban preparando. Los 3 pequeños iban juntos cogidos de la mano, salían del centro, andaban un poco por la calle y entraban el el jardín de la guardería. En una mochilita llevaban el desayuno para todos. Cada día había una cosa distinta, pan con quesito, pan con miel, pan con aceite, pan con melmelara… algún día un bollo. Mi hijo no llevaba nunca la mochilita del desayuno, la habría abierto y se habría comido todo el pan por el camino.

 

No le gustaba mucho la guardería, lloraba bastante, pero el pan se quedaba allí así que se sentaba a esperar que le dieran su trozo y me miraba cuando me iba ( a veces lloraba pero el pan tiraba más que yo).

 

Cuando le iba a buscar siempre estaba llorando, agarrado al muslo de su profesora.

 

La clase era pequeña y pasaban mucho tiempo allí encerrados. Tenía unos bancos alrededor de la habitación, un armario a un lado donde estaban algunos juguetes, en el otro lado la mesa de la maestra donde se sentaba todo el rato. 

 

En la guardería solo había otra clase de los niños de 3 a 6 años, a veces también iban allí, tenían sillas y mesas y se sentaban a jugar a juegos de construcción. A veces ponían música, canciones infantiles en francés.

Volvimos a la guardería también. Al entrar en la que había sido su clase se dio la vuelta como un rayo y salió pitando… en la puerta estaba su maestra y no quiso darle un beso. Entramos en la otra clase y estaban cantando una canción, una que habíamos cantado cuando estábamos en al crèche. Después de la canción empezaron a recitar al fatiha. Allí no le importó entrar.

 

Jugamos aún un rato en el jardín.

 

Cuando salíamos me dijo: Allí, al fondo de la clase no quiero volver a entrar nunca más.

 

Al salir a la calle se puso a cantar la canción. Hoy la ha vuelto a cantar.

 _________________________________________

Tambien puede interesarte:

¿y qué hacemos con esto?

14 Feb

vamos a la escuela

5 Feb
La mayoría de nosotros no tenemos  otra opción que escolarizar a nuetros hijos a los 3 años. Según mucha gente tiene cosas muy positivas como la socialización de los niños, que estan más estimulados, que aprenden rutinas, a respetar a los demás y a las cosas… y que aprenden a sentarse y estarse quietos.

Aunque en los cursos de formación recomiendan atrasarlo al máximo para que la vinculación sea lo más segura posible, hay gente que recomienda escolarizar lo antes posible a los hijos adoptados para que se adapten a lo que va a ser ahora su vida, para que aprendan la lengua, para que no queden muy atrasados respecto a los otros niños y porque consideran que lo necesitan: los niños necesitan estar con otros niños.

Mi hijo tiene ahora 3 años recién cumplidos, lleva 15 meses conmigo en casa y este setiembre empezó P2. Hoy hemos ido a unas jornadas de puertas abiertas, ya que el año que viene empieza P3 y estamos mirando escuelas, y aunque por el camino le he contado lo que íbamos a hacer (igual que le digo cada mañana que volveré a buscarle a la escuela por al tarde) cuando entrabamos a la escuela me ha preguntado: ¿Después vendrás a buscarme?

Por mucho que se lo diga, y aunque sepa que voy a irle a buscar a al escuela, de alguna forma sigue sin estar seguro… yo creo que por eso esa sorpresa al verme cada día cuando entro en su clase y sale corriendo a decirle a su profe: “¡mira! ha venido mi mama a buscarme”.

Mi hijo está vinculado, yo creo que bien vinculado, pero otra cosa es sentirse seguro… y yo no creo que ayude nada la escolarización pronta a esto… no tiene nada que ver con la socialización y estas cosas de las que se habla para escolarizarlos recién llegados a casa… Quizás a un niño más mayor se le puede explicar y puede realmente auto-convencerse de ello, quizás un niño que no tiene muy vivo su abandono también… no sé, mi hijo no.

Por cierto, esto es una de las cosas que a los profesores les cuesta entender, me dicen: todos los niños tienen la fantasía que van a ser abandonados… sí, pero resulta que para el mío no es una fantasía.

Finalmente he encontrado una escuela que me gusta (he encontrado 2, pero una no está en mi zona de influencia y por tanto no voy a tener puntos). Una de las cosas que me gustan es que voy a acompañar a mi hijo cada mañana hasta su clase y no lo voy a dejar en la entrada del edificio para que lo lleven hasta allí.

______________________________________

la caja de la identidad (un proyecto de la escuela)

18 Nov

En la escuela de mi hijo tiene un proyecto que se llama “la caja de la identidad”. El proyecto se basa en una caja blanca, que decoran los niños y los padres y en la que los padres ponen algunas cosas significativas para el niño o niña (fotos de familia, un patucho, un chupete especial, etc…) con la idea que en el transcurso de las distintas etapas en la escuela (es una escuela infantil de P0 a P2, niños de 0 hasta los 2-3 años) les sirva para formar su propia identidad como individuos.

La caja se queda en la escuela y allí pueden poner cosas que hacen en la escuela, alguna foto que les guste (suya o de algún compañero), algo que les llame especialmente la atención… y la entregan a los padres a final de P2.En la clase de mi hijo todos han empezado nuevos este año, son niños que han cumplido (o van a cumplir en 2010) los 2 años de edad y que están en una etapa en la que empiezan a ser conscientes de ellos mismos.

Nos entregaron la caja una vez se dio por “terminada” la adaptación del grupo y esta semana las han empezado a llevar a la clase y cada mañana utilizan un rato para hablar de sus cajas.

Nosotros nos los pasamos muy bien preparándola, la decoramos con papeles de colores pegados con cola y luego pinté su nombre, con letras árabes en un lado y en el otro con alfabeto occidental.

 

null
 

Dentro pusimos fotos que teníamos de momentos especiales para nosotros: su primera foto, la crèche donde vivió hasta casi los 2 años de vida, la familia… puse también una foto de caballos que le gustan mucho, unos dibujos que habíamos hecho en casa (su mano pintada con témpera azul) y un trapo de cocina al que ha estado enganchado desde el día que llegó a casa.

Como proyecto me parece muy interesante, ya que al contrario de otros trabajos de escuela es asumible para niños adoptados, y también para niños que vienen de otros países y que quizás no tienen fotos de su nacimiento ni se han traído los patucos, y no discriminan a ningún niño por el hecho de no tener algunos datos de su nacimiento o por tener una familia distinta permitiéndoles explicar su historia a su manera sin un guión pre-establecido.  

 
 

Pensé que este proyecto sería muy positivo.   

 

Sin embargo desde el lunes que dejamos la caja en la escuela hemos tenido alguna rabieta tremendilla, el tema dormir que más o menos lo teníamos controlado ha vuelto a costar un poco más… ayer mi hijo me dijo llorando antes de acostarnos: Me he dejado la caja en la escuela ¿qué vamos a hacer? Le volví a explicar que la caja era para él, todas las cosas que había dentro era suyas y que las volveríamos a traer a casa, que si algún día quería llevarse algo podía cogerlo de la caja y que al final de curso nos la llevaríamos para tenerla en casa para siempre y dentro habría muchas más cosas que habría hecho en la escuela y así siempre las podría mirar. 

______________________________________