Archivo | en casa RSS feed for this section

yo y el abandono

19 Jun

Soy madre de un niño. Un niño de 5 años que hace tiempo que no tiene suficiente con “no pudieron cuidar bien de ti y te buscaron otra familia”. Un niño que fantasea con que se pueda encontrar lo que no sabemos buscándolo en google porque allí se encuentran todas las respuestas a los que no sabemos. Un niño que sabe quien es su mamá y su familia, un niño vinculado, pero que imagina cómo es su madre, cómo es su padre…. sí, biológicos pero sus padres también, sin otros adjetivos detrás.

Soy bisnieta de una persona adoptada. Adoptada pero sobretodo abandonada. Una persona reabandonada después de una adopción que no era una adopción. Una persona que abandonó después a sus hijos cuando estos aún la necesitaban. Una persona que no se vinculó a su vida ya que no era la que quería vivir. Soy nieta de una persona abandonada con una peculiar forma de entender lo que es el amor maternal.

Soy prima de una persona adoptada. Una adopción fracasada. Una persona que ha desaparecido ya que no pudo soportar el dolor que le causaron. Una persona a quien se le negaron sus orígenes y a quien se pretendió borrar su pasado. Una persona víctima del desconocimiento. Una persona adoptada en una situación que ahora se considera de riesgo para el éxito de la adopción por una familia sin ningún conocimiento y muy mal asesorada por personas con muy buena fe. Una persona a quien se rompió lo único que le quedaba de su familia de origen, la foto de sus padres, y que por mucho que pasaran los años no hubo nada que le hiciera olvidarlo.

Soy amiga de una persona adoptada. Fui adolescente con él, viví junto a él y con la misma perplejidad el momento de la revelación. Lloré junto a él durante esos días de nuestra adolescencia el miedo a no ser quien creía que era. Y esos días yo también busqué en casa fotos de mi madre embarazada y dudé, dudé de todo.

Hasta que no he sido madre (adoptiva) no he sido consciente de lo mucho que ha influido en mi vida, en mi familia, el abandono.


_________________________________________

Tambien puede interesarte:

¿a dónde puedo irme?

9 May

Mi hijo está en el salón mirando la tele y yo en la cocina. Tenemos una cocina abierta al salón-comedor,  es el único cambio que he hecho en la casa desde que tengo niño.

Salgo un momento la pasillo… no ha pasado ni una décima de ese segundo:

– ¿Donde estás?

– Estoy aquí, en el pasillo.

– Me has asustado, pensaba que te habías ido y no volverías.

La semana pasada hizo 5 años que no conocimos… ¿A dónde puedo irme? Voy en pijama, con las zapatillas… ¿Dónde cree que me puedo ir? y ¿para qué?

– No, no me voy, no me voy nunca… nunca me iré y menos sin decírte dónde voy y cuando vuelvo.

– No te vayas.

– Tengo pipi.

– Quédate aquí que seguro que no se te escapa.

el patito feo y la autoestima

22 Ene

Hace mucho que no escribo, no tengo muchas ganas ya que bueno… estoy sufriendo (por si a caso) un duelo que ya no creo ni siquiera anticipado…

 
A veces pasa algo y pienso en escribir pero me parece un poco inútil en estos momentos escribir nada.
 
Hoy si… voy a hacerlo, sobre un libro, y aunque por el título puede parecerlo no es el de Cyrulnik .
 
En al escuela de mi hijo el primer trimestre han tratado la autoestima, y para hacerlo los niños y niñas de P4 han leído el cuento de Andersen “El patito feo”. El tema de todo el curso para la escuela es “la felicidad” y cada curso hace un trabajo en los distintos trimestre en base a este tema, a parte de las asignaturas normales.
 
Me parece muy bien que se traten las emociones y los sentimientos en la escuela, debería ser así en todas ya que sin controlar (y cuando me refiero a control no me refiero a inhibir) las emociones es fundamental para aprender, para relacionarse, y en definitiva, lo es para ser feliz (e infeliz).
 
Pero… siempre hay un pero… el cuento del “patito feo” me da miedo. Me da miedo porque no sé si el mensaje que transmite es el que yo quiero transmitir a mi hijo.
 
Hablé un día con al directora, así de forma informal, y me dijo algo así “el patito es tratado mal por su aspecto pero al final del cuento se convierte en cisne”. Si, justamente es eso lo que no me gusta… porque ¿y si nunca te conviertes en cisne?
 
guyi-guyi
 
Hace poco mirando una bibliografía de cuentos infantiles encontré uno, “Guyi Guyi”. Es un cuento que podrí parecer el patito feo pero tiene una gran diferencia, la familia del Guyi Guyi si lo acepta tal y como es, no necesita convertirse en un cisne, encuentra su lugar y es aceptado y querido siendo quien es.
 
Creo que se lo voy a recomendar a la maestra, para que lo tengan en cuenta.

¡al furgón!

28 Sep

cuento infantil sobre racismo

Hoy hemos ido a la biblio… he cogido un libro porque he mirado las dos primeras páginas, es un cuento para niños, peques, y he pensado que podía estar bien para hablar de racismo, y bueno… porque hemos visto más de una vez a la poli parar a negros y magrebíes en la calle para pedirles los papeles con el furgón al lado, hasta una vez vimos como detenían a un chico y se lo llevaban enmanillado después de tirarlo al suelo justo delante del parque donde jugábamos.

Pongo el resumen aquí:

Un niño observa cómo la policía pide la documentación a todos los extranjeros que se encuentra y los detiene… ¿Por qué se los llevan? ¿Habrán hecho algo malo? Al final terminan deteniendo al mismo Sol por no tener la documentación en regla. Esta historia es a la vez un divertido cuento y una obra crítica con las leyes de extranjería, por lo que resulta un álbum adecuado para distintas franjas de edad. También puede resultar útil para trabajar temas como la tolerancia o la integración cultural. Todo ello sin perder en ningún momento el buen humor. La ilustración es sencilla y de gran colorido.

la letra escarlata

8 Sep

Dice Hester de su hija Pearl en la Letra escarlata (lo he traducido yo y cómo sabréis los que me leáis tampoco es que brille demasiado por mi forma de escribir… quizás traducir se me de mejor pero es la primera vez que traduzco un texto así):


“… esa niña (como su madre comprobaba ya, no sin temor) no parecía adaptarse a nuestro mundo ni a sus condiciones normales de vida. Era rebelde en toda regla, y se habría dicho que la infracción que le había dado el origen se perpetuaba en la amalgama extraña y desordenada de su organismo intelectual. Hester solo podía explicarse ese caos de instintos maravillosos, de raras cualidades, de eminentes aptitudes, comparándola con el estado tumultuoso de su alma mientras llevaba en su vientre el fruto del crimen.”


Hay estudios de demuestran que el estrés durante el embarazo, por ejemplo el que sufren las mujeres por ejemplo bajo una fuerte presión en el trabajo o el entorno, o el rechazo a un embarazo no deseado, puede tener repercusiones importantes en el feto.


Una de las consecuencias del estrés materno intenso que se han detectado durante los últimos años es una mayor incidencia de partos prematuros y bajo peso al nacer. La hipótesis que manejan los distintos investigadores es que los niveles elevados de hormonas del estrés asociadas con la depresión y ansiedad, como el cortisol, pueden reducir el aporte sanguíneo a la placenta e inducir un parto prematuro.


La exposición a niveles elevados de estrés prenatal, sobre todo durante las primeras semanas de embarazo, puede influir negativamente en el desarrollo cerebral del feto, determinando alteraciones del desarrollo de las habilidades intelectuales y del lenguaje en el niño. Son más habituales también problemas emocionales o cognitivos (como riesgo de déficit de atención e hiperactividad, ansiedad, retraso en el desarrollo del lenguaje, problemas de lateralidad).


Cuando la madre tiene que hacer frente a importantes peligros (que le producen estrés intenso), el bebé es programado para nacer en un mundo lleno de peligros. El estado de hipervigilancia, caracterizado por rápidos cambios en la atención del niño, podría ser una respuesta adaptativa en un ambiente lleno de peligros. En nuestra cultura, donde se da gran importancia a la capacidad de concentración y atención, esta hipervigilancia no es necesaria y es vista como un problema, no como una ventaja.


El estrés no sólo afecta al sistema nervioso, sino también al cardiovascular, al hormonal y al inmune, algunos investigadores sospechan que que el estrés emocional severo (sobre todo durante el primer trimestre de gestación, cuando muchos órganos se están formando), podría también causar defectos congénitos por ejemplo el labio leporino, o cardiopatías.


PD: Por si alguien no lo sabe Pearl era fruto del pecado.

_________________________________________

Tambien puede interesarte:

jugando a policías y ladrones

3 Sep

Llevaba toda la tarde sin ver a mi hijo, había estado esperando que volvieran los chicos del cole y en cuanto vio a Ayoub y Ashraf me dijo que se iba a jugar, cogió a Aimán de la mano y se fueron al jardín.


Después de dar los biberones de la tarde salí a buscarle. Me lo encontré chillando a grito pelado una consigna en árabe detrás de una pancarta, que llevaban entre Ayoub y otros tres chicos, en la que ponía algo de Mohamed V (si, 5 no 6)… estaban caminando por el jardín simulando una manifestación. Entonces llegó la policía y cogió a Ayoub y, dándole con palos, lo metieron en la prisión, una pequeña caseta cerrada con rejas que hay al lado de las casas donde está el butano y donde dejan los chicos los zapatos antes de entrar en la casa.


Ya habían llegado todos los chicos de la escuela y el instituto y hacía muy buen tiempo, era marzo y se estaba perfecto en el jardín, faltaban un par de horas para la cena y se juntaron todos y decidieron jugar a policías y ladrones.


-Mama, ¿tú también juegas? Nosotros somos los policías.

jugando la ladrones y policias


Así que mientras los ladrones ideaban su plan para que no les pilláramos, los policías tuvimos que pasar la instrucción. Ayoub nos separó en dos grupos y nos hicieron hacer ejercicios (en plan instrucción) y gritar consignas en árabe, correr alrededor de una de las casas (mientras uno de los chicos nos daba con un palo… bueno a mi y al más peque no)… algunas de las cuidadoras sentadas en un balancín se partían de la risa.


Entonces empezamos a perseguir ladrones corriendo por todo el recito, nosotros no cogimos a ninguno, corrían demasiado rápido. Los chicos si, y los fueron llevando uno a uno a la prisión en la puerta de una de las casas y los guardianes los interrogaban, hasta que pillaron al último. Luego los llevaron a la parte de atrás de la casa, los pusieron en fila en la pared y con una pistola de plástico los fusilaron.

_________________________________________

Tambien puede interesarte:

no es que no me haya enterado…

30 Jul

Me he enterado… pero no tengo ganas de decir nada ahora mismo. Si no os habéis enterado: http://www.kafala.fr/ o el blog de IMA http://amicsinfantsmarroc.wordpress.com/2012/07/28/la-kafala-solo-para-los-musulmanes/

 

 

____________________________________