romeo y julieta

1 Mar

Cuando Begone, la abuela vasco-marroquí de mis hijos, vivía en las montañas del Atlas, en su pequeño pueblo también vivía Tasa.

Tasa estaba enamorada de Azrur un chico de otro pueblo y de otra tribu bereber. Como Romeo y Julieta sus familias eran enemigas y los padres de ella se oponían a la relación.

Un día llegó al pueblo un pretendiente para Tasa, venía con su padre en un carro dónde llevaba los regalos para la que quería que fuera su mujer. Fueron a su casa y hablaron con su familia, tomaron un té, y se acordó el matrimonio… Cuando se fueron con el carro dejando los regalos, los vestidos, en casa de Tasa, ella salió corriendo montaña abajo hasta que en una curva se paró delante del carro y dejó los regalos en medio del camino.

Unos meses después Tasa y Azrur se casaron. La gente del pueblo le había pedido al padre que los aceptara y finalmente se olvidaron de las rencillas entre las familias.

Pocos meses más tarde nació su primer hijo, a Tasa se le escapaba una sonrisa cuando su madre decía a los vecinos que no lo sacaban mucho a la calle porque había sido muy prematuro.

Begone se reía a carcajadas cuando me lo contaba ¡cómo iba a ser prematuro ese bebe tan grande y rollizo!

_________________________________________

Tambien puede interesarte:
Anuncios