me moroquizo

10 Feb

He leido muchas veces que nosotros (los padres adoptivos blancos de niños y niñas de otros colores) los blanqueamos, que cuando van cogidos de nuestra mano no los ven tan moros o tan negros.

A mi me pasa el revés, no solo no blanqueo a mi hijo sino que él me moroquiza… a mi y a veces al resto de mi familia.

Mi padre iba andando hacia al parque con mi hijo de la mano y se cruzó con un hombre, marroquí, al que no había visto nunca que le dijo: Salam alikum. A mi padre no se le han dado nunca bien los idiomas y contestó: Buenas tardes.

Fui, con mi hijo, a recoger su NIE. Hice la cola y cuando me tocó entregué el papel sin decir nada (la cola era para recoger el NIE ¿qué iba a decir?) y me pregunta la mujer (con basstantes malas maneras): ¿Eres su madre? (no, tutora) No tu no eres su madre, los NIEs solo los pueden hacer los padres  ¿No entiendes español? (si) Dame tu NIE (le importa si le doy el DNI, es que NIE no tengo…). El problema no es moroquizarme o que un funcionario tenga un mal día, el problema es que el trato cambia a partir de sacar el DNI.

En el parque mi hijo está tirando arena por los aires, aunque no hay más niños cerca (está bastante solo en el parque ya que es casi al hora de comer) ya está avisado, yo estoy a un metro de pie junto a él, pero antes de poder ejecutar el aviso se cerca un abuelo y le da un toque con el pie y le dice: ¡Niño! eso no se hace, claro, cómo “esas madres” no les dicen nada a “estos niños”… Entonces entra en acción mi madre, rubia de ojos verdes que nos blanquea a todos, que no le da una patada al abuelo porque hay más gente delante y se corta. El abuelo también se corta ante la abuela caucásica y se va mirándome de reojo con cara de estar pensando si soy o no “de aquí”. Mi hijo no necesita que le defiendan por lo que se ve, ya le ha dicho al abuelo que se aparte ¡hombre! que sino le va a ir arena a los ojos (porque él, evidentemente, va a seguir tirando la arena por los aires).

_________________________________________

 

Artículo 510 del Código Penal

1. Los que provocaren a la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía, serán castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.

2. Serán castigados con la misma pena los que, con conocimiento de su
falsedad o temerario desprecio hacia la verdad, difundieren informaciones injuriosas sobre grupos o asociaciones en relación a su ideología, religión o creencias, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, su origen nacional, su sexo, orientación sexual, enfermedad o minusvalía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s