medir las cosas, poner la escala justa

20 Nov

Comenta madre de Marte en otro post que la gente tiende a pensar que las cosas le van a ir bien, que le van a ir mejor que a las otras familias, que van a hacerlo mejor, que van a ser más inteligentes, que van a tener más suerte.

 

A mi me parece que pensar eso es una tendencia normal, me refiero a pensar que las cosas van a ir bien y no al revés, pensar que te va a salir todo mal. Empezar una kafala pensando que todo te va a salir mal me parece un mal principio.

 

Sin embargo también pienso que es importante saber que es prácticamente imposible que todo salga bien a la primera. Es importante saberlo y asumirlo, sino luego uno se desmoraliza al primer contratiempo o ve confabulaciones dónde no las hay. Para los trámites hay unos plazos normales y si son de hasta 15 días, pueden tardar 15 días y entra dentro de la normalidad.

 

Creo que las cosas se deben poner en la escala justa y no mayoralas más de los que son. Es verdad que qué se retrase un papel es un contratiempo, es un rollo, puede ser angustiante, puede ser el remate a un proceso agotador… pero si tiene solución, si solo es esperar unos días más, es un contratiempo.

He conocido y escuchado a muchas familias quejarse que el visado les tardó una semana, eso es un plazo normal, o que tuvieron que esperar 3 meses al acta de abandono, también es un plazo normal, incluso 6 meses es un plazo normal…. El tiempo es más del deseado pero sigue estando dentro de los plazos normales.

 

A veces los papeles tardan más de lo que sería el plazo habitual, teniendo en cuenta que el plazo habitual puede ser distinto en cada ciudad. A veces los papeles se pierden y se tienen que repetir. Es un contratiempo, es peor que qué un papel se haga dentro del plazo pero ese plazo sea más largo del que esperábamos. Evidentemente es desalentador y puede parecer los peor del mundo, pero no lo es.

 

El niño que se ha asignado puede a veces ser reclamado por la familia de origen o puede ser dado en kafala a una familia marroquí. Realmente es un palo para quien se consideraba su padre o madre, y sobre todo si se ha tenido contacto con el niño. Esto quizás ya no sería un contratiempo, requeriría probablemente un duelo (no sé si para todas las familias) antes de poder empezar de nuevo, pero el niño iba a estar con una familia que lo querría y cuidaría.

 

Puede pasar también que el juez deniegue al kafala, se puede presentar recurso que puede ser también denegado, y después de mucho tiempo y finalizados ya todos los recursos posibles, puede que el niño nunca sea nuestro hijo. Eso tampoco es un contratiempo, eso es un problema sobre todo cuando se sabe que ese menor no va a poder tener una familia ya que no volverá con su familia biológica ni tampoco tendrá la opción de ser kafalado por una familia marroquí (por edad, por motivos de salud). Muchos centros en Marruecos están muy bien, y los niños pueden estar allí hasta la mayoría de edad… pero todos los niños deberían poder crecer en una familia.

 

Creo que también requeriría un duelo y quizás sería muy difícil para la familia poder plantearse empezar otro proceso. No estamos hablando de un niño que se ha visto en foto (al que muchos padres adoptivos ya se sienten vinculados) sino a un niño real, con el que se ha convivido, con el que se ha jugado y al que se quiere.

 

También puede pasar que durante el proceso de kafala el menor con el que te has vinculado y al que consideras tu hijo muera. Como en el caso anterior es probable que la escala de “problemas con la kafala” de estas familias diste mucho de las que han esperado 15 días el visado (por poner un ejemplo, y no digo que no sea un rollo tener que esperar el visado).

 

Deberíamos poder ver nuestros pequeños problemas con la kafala en una escala más global y valorar estos contratiempos como lo que son… aunque si se unen uno detrás del otro acaben pareciendo un complot astral o algo así…
_________________________________________

Anuncios

5 comentarios to “medir las cosas, poner la escala justa”

  1. maroua 12 enero 2012 a 9:26 AM #

    gracias por esta entrada

  2. alkafala 2 diciembre 2011 a 4:35 PM #

    ¡vaya! pues gracias a todos/todas

  3. noe 2 diciembre 2011 a 10:59 AM #

    muy acertado, para la kafala y para tantas otras ocasiones…

  4. Sandra Fresno Bertsch 2 diciembre 2011 a 8:51 AM #

    De los mejores post que he leido hasta ahora en materia…
    Gracias.

  5. madredemarte 23 noviembre 2011 a 3:23 PM #

    Uno de los mejores consejos que me dieron al empezar la kafala es: no te pongas plazos. Se refierían a esos contratiempos de los que hablas, que el pasaporte o el visado tarde unos días más, o que la kafala en vez de salir una semana, salga la siguiente…

    Lo otro… es más heavy, claro. Yo sí creo que es necesario un duelo. Y que si no se hace, si se puede hacer inmediatamente la kafala de otro niño… algo queda ahí sin resolver que saldrá algún día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s