perdida de audición y sordera

21 Abr

Pérdida de audición y sordera

La pérdida de audición y la sordera son trastornos comunes que pueden ser resultado de infecciones virales, fiebres altas, infecciones de oído frecuentes, problemas durante la gestación o el nacimiento, o anomalías genéticas.
Los problemas auditivos pueden ser de diferentes formas, puede variar de una sordera parcial (oye unos sonidos pero no otros) a una sordera total (profunda), y ser de ambos oídos (bilateral) o de un solo oído (unilateral). También pueden ser sorderas temporales debido a infecciones, alergias o resfriados.

Un niño con pérdida de auditiva o sordera puede tener una inteligencia dentro del promedio y estar en otros aspectos de desarrollo en la normalidad.

Retos que implica

Los niños con sordera o pérdida de audición pueden tardar más en empezar a hablar ya que no pueden basarse en la imitación de las palabras de otros para ayudarles a aprender a hablar.
A la mayoría de niños con dificultades auditivas pueden aprender a hablar. A un niño sordo profundo bilateral le costara siempre más aprender a hablar correctamente y a entender a los demás, que si el niño tiene restos auditivos, aunque sea en un oído.
Los niños pueden empezar a usar el lenguaje de signos a una edad muy temprana para ayudar a comunicar sus necesidades y deseos al mundo. Existen además otros sistemas de comunicación, en cualquier caso, se trata de proporcionar al niño un medio de comunicación que le sirva para comunicarse, fundamentalmente en casa, con la familia, pero también en el cole, con otros niños, etc.

Puede afectar a la capacidad del niño desarrollar destrezas sociales. Si el niño dispone de un sistema que le permite relacionarse, expresarse y comprender lo que sucede a su alrededor, su capacidad para relacionarse con los demás no se verá afectada.

Los niños con dificultades de audición o sordera adoptados a una edad temprana tienden a adaptarse muy bien.
Hay muchos niños que son adoptados más mayores y esto les proporciona un estímulo para abrirse al mundo.

Tratamiento

Dictaminar si un niño tiene problemas de audición debe ser definido por un otorrino pediátrico ya que hasta pasados los 6 años de edad no se pueden realizar las pruebas habituales en niños (hasta los 2 años se realizan un tipo de pruebas, y hasta los 6 años otro tipo de pruebas).
La mayoría de las formas de pérdida de audición no se pueden curar directamente, pero los audífonos e implantes cocleares a veces pueden ayudar al niño a recuperar algo de la capacidad auditiva. El tratamiento adecuado dependerá del tipo y grado de pérdida.
Estos implantes en España están cubiertos por la Seguridad Social.

______________________________________
 
 
 
Tambien puede interesarte:
 
NECESIDADES ESPECIALES
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s