el mes de Ramadán

19 Ago

El noveno mes calendario lunar musulmán, el Ramadán, los musulmanes celebran la revelación del Corán al profeta Mahoma (Mohammed). Se trata de un mes de fiesta, de celebración, y un tiempo de renovación de la fe. 

Durante el Ramadán, des de que sale el sol hasta que se pone, se mantiene el ayuno (uno de los pilares del Islam, sawm), no se puede comer, ni beber ni mantener relaciones sexuales y tampoco discutir o pelearse, de esta forma el musulmán manifiesta su veneración a Dios y al libro sagrado del Corán. 

Los enfermos, los niños, las mujeres embarazadas o que estén dando el pecho, y las personas que realizan un viaje de más de 3 días, no están obligados a mantener el ayuno. 

Al ser el año lunar para los musulmanes, este mes varía cada año respecto al calendario Gregoriano, cada año se adelanta 12 días. Este año, 2010, el Ramadán ha empezado el 11 de Agosto. Aunque no para todos los musulmanes empiezan el Ramadán en la misma fecha, incluso en un mismo país puede variar en función de cuando se ve la luna naciente en el cielo. 

 

(Enlace a wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Ramad%C3%A1n)

 

En Marruecos durante el Ramadán la vida cambia totalmente. Las familias se despiertan para desayunar juntas antes de la primera oración del día, justo antes del alba, aproximadamente a las 4 de la mañana. Toman te a la menta, dulces (bagreb, msimen…), leche… Cuando llaman a la oración los hombres van a la mezquita a rezar, a partir de este momento empieza el ayuno. Durante el día las cosas van más lentas, las tiendas cierran durante la oración del mediodía, los restaurantes aprovechan para hacer reformas, en la calle ves a gente realizando la ablución ritual para el rezo, los trajes se cambian por las shilabas, en los sitios oficiales, aunque no cierren, puedes tener que esperar barias horas a que regrese el responsable… Prácticamente hasta la tarde no encuentras a nadie por la calle, quien no esta rezando o tiene que trabajar, duerme. A medida que se va acercando el momento de romper el ayuno van apareciendo pequeños puestos de comida por todas partes donde la gente compra sobretodo los dulces típicos del Ramadán (esbequías, msimen, bagreb, etc…), dátiles, sardinas fritas, huevos duros… Pero en el momento que se oye llamar des del minarete de la mezquita las calles quedan totalmente desiertas, no hay nadie, es como si estuvieras en una ciudad fantasma, un momento mágico en el que se pone el sol oyendo al almuecín.

A la entrada de la mezquita dan algo de comer, un dátil o una esbequía, para romper el ayuno, en las casa se suele tomar la harira junto a los dátiles y las esbequías, huevos duros, sardinas, ensalada marroquí de tomate y se suele beber zumo de naranja con zanahoria, te o café con leche y batido con frutas.

Cuando empieza a salir la gente de la mezquita la ciudad se pone en total ebullición, todas las personas que antes parecían desaparecidas están ahora en la calle. Aún tomaran otra comida, la cena algo antes de medianoche, pero mientras tanto aprovechas para salir a pasear, visitar a los amigos, familia, vecinos… Parece que la vida de golpe pase a vivirse por al noche.

 

   

_________________________________________

comparte este artículo en FaceBook

Tambien puede interesarte:
Anuncios

3 comentarios to “el mes de Ramadán”

  1. kafala 30 agosto 2010 a 3:03 PM #

    Gracias Sandra, y gracias por las fotos y la receta de harira 😉

  2. Sandra 28 agosto 2010 a 9:11 PM #

    Por cierto, felicidades por este blog, trata con mucho cariño e interes todo sobre las raices de nuestros hijos. Para muchos es la mejor forma de conocerlas, ya que a veces, con la tension y los nervios y las emociones, nos somos capaces durante el proceso de kafala de entender las costumbres…

  3. Sandra 28 agosto 2010 a 9:10 PM #

    Estamos pasando el Ramadan en Marruecos, al pasarlo este año en pleno agosto, se hace bastante cuesta arriba, pero se sobrelleva bien. Y eso de que la vida se cambia para vivirla por la noche, pues bueno, sí se recupera vida nocturna, la calle es un hervidero sobre las 21 hs… pero en las ciudades grandes, la vida cotidiana, el trabajo, siguen de dia…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s